Wednesday, February 8, 2012

10 Bodies Found in Mass Graves in Veracruz

Two mass graves containing the bodies of 10 people apparently murdered by drug traffickers were found early Wednesday in the Gulf state of Veracruz, Mexican federal and state officials said.

The clandestine graves were found at two ranches outside the city of Acayucan, located about 540 kilometers (335 miles) southeast of Mexico City, the Navy Secretariat and the Veracruz state government said in a joint statement.

The Los Zetas drug cartel is suspected of being behind the killings.

Acayucan, located in southern Veracruz, is in a ranching area that has drawn the attention of state and federal officials in recent years because of drug trafficking.

Marines stopped a vehicle Tuesday morning when the driver tried to go around a checkpoint near Acayucan.

The suspect, identified as Juan Francisco Alvarado Martagon, told the marines he was in charge of a group of Los Zetas watchers and gunmen who killed and disposed of people.

Alvarado Martagon identified two sites where bodies had been buried and marines and civilian authorities went to the ranches, officials said.

Veracruz Attorney General’s Office personnel spent the night digging at the site and found 10 bodies in an advanced state of decomposition.

The digging continued on Wednesday, but no more bodies have been found.

The federal government launched “Operation Safe Veracruz” last October to clean up police departments, gather intelligence and fight drug-related violence in the Gulf state.

Veracruz has been plagued by a turf war between rival drug cartels that has sent the murder rate skyrocketing.

Residents of Veracruz city were stunned on Sept. 20 by the discovery of 35 bodies dumped on a busy thoroughfare.

A week later, 32 bodies were found at three drug-gang “safe houses” in the Veracruz-Boca del Rio metro area.

The Gulf, Los Zetas and relatively new Jalisco Nueva Generacion cartels, as well as breakaway members of the once-powerful La Familia Michoacana organization, are fueling the violence in Veracruz, which is Mexico’s third-most populous state and coveted as a key drug-trafficking corridor to the United States, officials say.

Mexico’s drug war death toll stood at 47,515 from December 2006 to Sept. 30.

The murder total has grown every year of President Felipe Calderon’s military offensive against the well-funded, heavily armed drug cartels.

Unofficial tallies published in December by independent daily La Jornada put the death toll from Mexico’s drug war at more than 50,000.

Source: EFE

11 comments:

  1. Zs muren pero multiplican putos...

    ReplyDelete
  2. That's one bad way to die, for sure!!
    When r these folks going to learn, as the Holy Bible states,
    The wages of sin is Death!!
    Let's pray for all involved in keeping the peace and safety of innocent victims!!
    This way of so called living has got to stop!!!Amen

    ReplyDelete
  3. I can't wait to see the lame responses where some dirtbag person posts some lame ass comment supporting some pathetic group of people who wave a cartel flag.

    I just hope any body found was that of a dirtbag cartel member. Because personally they need to just kill each other without any one taking control.

    ReplyDelete
  4. Hope they are Narco's at least.

    ReplyDelete
  5. Jorge Eduardo Costilla Sánchez, "El Coss", ha logrado mantenerse lejos de la "guerra al narcotráfico" de Felipe Calderón y, asentado en Tamaulipas, en la frontera con Estados Unidos, ve cómo se derrumba el clan de los Cárdenas Guillén. Traiciones y batallas internas acendradas durante el año pasado en el Cártel del Golfo (CDG) le han dejado poco a poco el control del grupo que ahora mantiene una alianza con Joaquín "El Chapo" Guzmán, del Cártel de Sinaloa.

    Informes de inteligencia de México aportados a Proceso por una fuente a la que se le otorga el beneficio del anonimato por razones de seguridad, y el reporte de la firma estadunidense Stratfor publicado apenas el martes 24 de enero, dan cuenta del fortalecimiento de Costilla Sánchez en su papel de líder del CDG como resultado de la embestida del Gobierno de Calderón contra los Cárdenas Guillén.


    Pero advierten que la disputa no ha terminado. Sus antiguos aliados acusan a "El Coss" de traición y de haber entregado a la Marina y al Ejército a los principales miembros y colaboradores de la familia que convirtió al Cártel del Golfo en una de las principales organizaciones delictivas del país; logro en el que tuvo un papel crucial la incorporación como brazo armado de desertores de élite del Ejército que dieron vida a los Zetas. "Ha comprado la protección del Gobierno federal y ha puesto a los Cárdenas Guillén y sus más cercanos colaboradores con la Marina", asegura la fuente. En varios encuentros con el reportero, explicó que con la caída de Osiel Cárdenas Guillén -detenido en el 2003 y extraditado cuatro años más tarde-, el liderazgo del CDG recayó en su hermano Antonio Ezequiel, "Tony Tormenta", apoyado por Samuel Flores Borrego, "El Metro 3", como segundo en la estructura delictiva y quien se quedó como "jefe de plaza" en Reynosa. En ese esquema, aunque era hombre de confianza de los Cárdenas, quedó tercero en el escalafón.

    "'El Coss' traicionó a los Cárdenas Guillén y a 'El Metro 3' con el fin de adueñarse del CDG. Pactó con mandos de la Marina y el Ejército a cambio de que no lo toquen y dejarles, como recompensa, casas con mucha lana", dice. Y advierte que "viene una guerra" por el control de los territorios del CDG. Costilla Sánchez, quien desde el 2008 enfrenta dos procesos penales por narcotráfico en Estados Unidos bajo los alias de "El Coss", "Doble X" o "Doble Equis", es ahora identificado por sus antiguos aliados como "El Judas". De acuerdo con la versión del testigo, el conflicto comenzó en el 2010, cuando Costilla Sánchez buscó un arreglo con Nazario "El Chayo" González, entonces jefe de La Familia Michoacana.

    "El Coss" mandó a su cuñado, Ezequiel Campos Ramos, "El Chacho", y a su sobrino, "El Pato" Campos, a realizar la negociación. El pacto consistió en que "El Chayo" -quien fue ejecutado por la Marina en diciembre de ese año en Apatzingán- mandara sicarios a Reynosa a combatir a los Zetas a cambio de permitirle a La Familia Michoacana el paso de droga por la carretera conocida como la Ribereña. "Tony Tormenta" y "El Metro 3" estuvieron en desacuerdo. La Ribereña es fundamental en el trasiego de drogas en el noreste de México. Conecta a Reynosa con Nuevo Laredo, a la entrada de Texas, y facilita la movilidad hacia el sur y centro de México. Las comunidades que rodean a municipios como Díaz Ordaz, Miguel Alemán y Camargo, en el trazo de la Ribereña, se han convertido en enclaves de la delincuencia organizada; en particular la zona conocida como Brecha de Lucio, cerca de Díaz Ordaz, camino a Monterrey.

    ReplyDelete
  6. El desencuentro entre "Tony Tormenta" y "El Coss" devino confrontación. Las principales bajas han sido del lado de los Cárdenas Guillén y su entorno. La información entregada al Gobierno de Calderón detalla la manera en que Costilla Sánchez se ha fortalecido dentro de la organización delictiva: cuenta con más de mil sicarios y "halcones" -conocidos como "Deltas" y "Oriones"-, jefes operativos que se identifican como R1, R2, R3, etcétera, y jefes de plaza que se nombran "Los Metros". Ha traído hombres de Petén, Alta Verapaz y Cobán, Guatemala, que le sirven de sicarios y "cocineros" para desaparecer contrarios. Pero sobre todo, indica, cuenta con la colaboración de las Fuerzas Armadas, en especial la Marina, para deshacerse de los Cárdenas Guillén. En uno de los encuentros, el testigo refirió que en agosto pasado "El Coss" habría entregado 30 millones de pesos, el equivalente a un mes de pago a su estructura criminal, para que la Marina y el Ejército hicieran recorridos simulados y sus tropas evitaran pasar por los sitios donde se cruza la droga al otro lado del Río Bravo. Según esta versión, el supuesto pago fue también para que se informara a "El Coss" sobre los operativos de soldados y marinos para evitar que sus hombres se toparan con ellos. Cuando se hizo ese pago, añade el testigo, por los aparatos de radiotelecomunicación que provee la propia organización se escuchaba la inconformidad de los sicarios porque ese mes no recibieron su pago.

    Como consecuencia, se incrementaron los asaltos y levantones en la región. Pagos de ese tipo permiten al capo moverse por Matamoros sin que nadie le haga nada, según la información aportada por el testigo. En esa ciudad, "El Coss" fue policía ministerial. La misma versión indica que Costilla Sánchez "fue quien puso" a "Tony Tormenta" con las fuerzas especiales de la Infantería de Marina, en noviembre del 2010. En Tamaulipas, esa fuerza opera como personal civil bajo el mando de un capitán al que la información identifica como Talamantes o Sierra. En un operativo, estos elementos son los primeros en entrar, seguidos de los marinos uniformados. Según esa versión, la Marina no actuó sola en la operación en la que murió "Tony Tormenta". Junto con sicarios de "El Coss", los infantes de Marina atacaron la casa del entonces líder en Matamoros. El enfrentamiento duró varias horas. Precisa que uno de los escoltas de Ezequiel Cárdenas, Antonio Fuentes, "El Tyson", fue detenido vivo y apareció asfixiado y con cuatro tiros, como si hubiera caído en el enfrentamiento.

    "Después vino el botín por parte de la Marina y los sicarios de Costilla Sánchez". Detalla que un sobrino de "Chacho" Campos, el expolicía León Campos, presumió que ese día se quedó con dos escorpiones de diamantes que habían sido de "Tony Tormenta". Tres días antes de la ejecución de "Tony Tormenta", cayó en manos de Talamantes o Sierra otro colaborador de Ezequiel identificado como "El 5". Casi un año después, el 3 de septiembre del 2011, fue asesinado "El Metro 3", el segundo al mando después de "Tony Tormenta" y "jefe de plaza" del CDG en Reynosa. El Ejército y la PGR informaron que "se encontraron" el cuerpo de Samuel Flores Borrego en el kilómetro 21 de la carretera Reynosa-Monterrey. Junto con el jefe delictivo estaba el cadáver de Eloy Lerma García, agente de la Policía Ministerial de Tamaulipas. La siguiente baja del clan Cárdenas fue la de Ezequiel Cárdenas Rivera, "El Junior", hijo de "Tony Tormenta", así como de antiguos responsables en las operaciones del CDG.

    ReplyDelete
  7. De acuerdo con la firma de inteligencia estadunidense Stratfor, que desde la década pasada ha dado seguimiento a la operación del narcotráfico en México, las divisiones al interior del CDG han dado lugar a enfrentamientos en Reynosa y Matamoros. El resultado han sido numerosas detenciones en México y Estados Unidos. En un reporte fechado apenas el 24 de enero, confirma que la facción conocida como "Los Metros", controlada por Costilla Sánchez, se ha colocado por encima de "Los Rojos", afectos a la familia Cárdenas, con lo que "El Coss" tendría el control de las operaciones del cártel. Ahora esa organización no sólo se enfrenta a sus antiguos socios de los Zetas, sino que sus propias divisiones incrementarán la violencia en la región, advierte. Coincide en que la fractura en el seno del CDG comenzó en noviembre del 2010, cuando la Armada asesinó a "Tony Tormenta".

    Costilla Sánchez asumió el control total de la organización, pasando por encima de Rafael Cárdenas Vela, el siguiente en la línea de la familia Cárdenas, lo que dio origen a las dos facciones, "Los Metros" y "Los Rojos". En la misma línea de la información en poder del Gobierno de Calderón, Stratfor señala que las tensiones se exacerbaron a fines del 2011 a raíz de varios hechos violentos. El primero, cuando fue "encontrado" en Reynosa el cadáver de "El Metro 3". Luego, en octubre, fue asesinado también en Reynosa César Dávila García, "El Gama", encargado de las finanzas de la organización. Había sido el contador de Cárdenas Guillén. Poco después, el día 20, agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) detuvieron al desplazado Rafael Cárdenas Vela en una calle de Puerto Isabel, Texas. Según Stratfor, "Los Metros" pudieron haber sido quienes informaron al ICE sobre la ubicación del integrante de la familia Cárdenas. Una semana después fue detenido en Santa María, Texas, José Luis Zúñiga Hernández, a quien la firma estadunidense señala como segundo de Cárdenas Vela y jefe de operaciones en Matamoros.

    ReplyDelete
  8. Las detenciones siguieron y el 25 de noviembre, en Matamoros, fue el turno de Ezequiel Cárdenas Rivera, "El Junior", hijo de "Tony Tormenta". Según Stratfor, "El Coss" se ha recluido en ranchos solitarios. "Que no sea mencionado en los reportes de prensa no significa que haya sido removido de su posición". Debido a que el otro hermano de los Cárdenas Guillén, Mario, se ha resistido a involucrarse en el negocio del narcotráfico, "parece improbable que Costilla Sánchez pudiera ser remplazado". En sus escenarios, advierte: "Como aparentemente Los Metros le han ganado a Los Rojos, anticipamos que más adelante van a expandir su dominio al principio de 2012". Sin embargo, las divisiones han debilitado a la organización y la han dejado vulnerable a ataques externos, sobre todo de sus antiguos aliados, los Zetas, que tratarán de asumir el control del territorio del CDG. Pero "El Coss" parece tener de su lado a la Marina. De acuerdo con el testigo, "no sólo tiene un entendimiento con algunos de los mandos de la Marina en Tamaulipas, que han permitido los golpes a los Cárdenas Guillén, sino que ha aprovechado muy bien los agravios que tiene la Marina contra los Zetas, por el secuestro y desaparición de varios de sus elementos en Veracruz". Stratfor dice que si los Zetas derrotan a "Los Metros" o ambos acuerdan una tregua, el cártel creado por exmiembros del Ejército puede desplegar a sus elementos en otras ciudades, particularmente en Veracruz y Guadalajara. Los refuerzos en Veracruz le permitirían enfrentar al Cártel Jalisco Nuevo Generación, que se hace llamar "Los Matazetas".

    Desde el 2008, Costilla Sánchez es requerido por la justicia de Estados Unidos, acusado de tráfico de cocaína y mariguana y lavado de dinero. Su nombre figura en la causa criminal 57-CKK que se instruye en la Corte Federal del Distrito de Columbia, donde se le persigue por su participación en la organización que se conoció como "La Compañía", que operó desde mediados del 2006 en Tamaulipas y Veracruz para traficar cocaína y mariguana a Estados Unidos. La organización estaba integrada por el CDG y los Zetas. Junto con "El Coss", en esa acusación fueron incluidos "Tony Tormenta", Heriberto Lazcano Lazcano, "El Lazca" y Miguel Ángel Treviño, "El Z-40", entre otros.

    ReplyDelete
  9. Wow! Gracias I know everything now

    ReplyDelete

Comments are moderated, refer to policy for more information.
Envía fotos, vídeos, notas, enlaces o información
Todo 100% Anónimo;

borderlandbeat@gmail.com